Arabia Saudí proyecta la primera planta de agua embotellada 100% renovable del mundo

Red Sea Development Company pondrá en marcha la mayor planta desalinizadora del mundo alimentada por energía solar y eólica.

El promotor de un megaproyecto turístico en la costa occidental de Arabia Saudí proyecta construir la primera planta desalinizadora del reino alimentada por energía solar y eólica.

Una vez terminada, la planta construida por la Red Sea Development Company, en colaboración con los especialistas en agua potable renovable Source Global, será la mayor de su clase en el mundo.

La planta tiene una capacidad prevista de dos millones de botellas de agua al año y comenzará a producir 300.000 botellas anuales en los próximos años, según Ahmed Ghazi Darwish, jefe de personal de Red Sea Development.

El Sr. Darwish afirmó que al menos un tercio de los puestos de trabajo de la planta se reservarán a ciudadanos saudíes, que recibirán formación in situ.

Según el sitio web de la empresa, la planta producirá agua mediante tecnología solar de “hidropanel” de Source, que extrae el vapor de agua del aire y lo convierte en agua potable.

Como parte del modelo sostenible, se usarán botellas reutilizables para ayudar a conseguir la neutralidad de carbono.

Durante la primera fase de construcción se construyeron unos 100 paneles hidroeléctricos.

En la segunda y tercera fase se añadirán otros 1.200 paneles.

El Sr. Darwish dijo que el rendimiento de los paneles se supervisará mediante una aplicación inteligente que mostrará el volumen de agua producida, el impacto medioambiental de los paneles y emitirá alertas de mantenimiento.

La tecnología de desalinización procede en su totalidad de empresas saudíes.
Arabia Saudí es líder mundial en tecnología de desalinización y cuenta con algunas de las mayores plantas en funcionamiento.

La planta de Al Jubeil, al norte de Dammam, en la costa del Golfo Arábigo, produce 1,4 millones de metros cúbicos al día.

Red Sea Development consiguió 14.120 millones de riyales saudíes (3.760 millones de dólares) para financiar el proyecto a través de la primera línea de crédito de financiación verde.

El promotor obtuvo el capital a través de préstamos a plazo y líneas de crédito renovables de cuatro bancos saudíes -Banque Saudi Fransi, Riyad Bank, Saudi British Bank y Saudi National Bank- para financiar la construcción del multimillonario proyecto turístico en la costa occidental del reino.

Red Sea Development, propiedad del Fondo de Inversión Pública del reino, está construyendo 16 hoteles con 3.000 habitaciones en cinco islas y dos lugares del interior como parte de la primera fase.

Situado entre las ciudades costeras de Umluj y Al Wajh, el proyecto del Mar Rojo abarcará 30.000 kilómetros cuadrados y comprenderá un archipiélago natural de islas prístinas y un vasto paisaje desértico repleto de picos montañosos, tesoros históricos y arqueológicos y un volcán inactivo.

En el marco de los planes de Arabia Saudí para diversificar su economía, el país necesitará grandes cantidades de agua: sólo el proyecto turístico del Mar Rojo necesitará unos 50.000 metros cúbicos de agua al día como mínimo.

Fuente: ecoinventos.com